Noticias de Chile y el Mundo

Más de mil armas fueron sacadas de circulación en la región en lo que va de año

Hace unos días dos escopetas fueron incautadas por Carabineros en labores preventivas en Tierras Blancas. El tema no es menor considerando la sensación de inseguridad que ha aumentado, como lo revela el informe Paz Ciudadana de octubre.

En lo que va del año, un total de 1.072 armas han salido de las calles de la región, según datos proporcionados por Carabineros.
Los datos revelan que, en cuanto a armas de fuego, 553 fueron entregadas voluntariamente y 175 fueron incautadas en procedimientos por parte de agentes del orden.

Las cifras también muestran que se incautaron 344 armas blancas. En total, se inspeccionaron 3.944 armas.

Las cifras corresponden a datos recabados por Carabineros de enero al 20 de noviembre de este año.

El porte ilegal de armas es un delito en Chile y quienes son sorprendidos en su posesión son detenidos o amonestados, según el coronel Francisco Aravena, prefecto de Coquimbo y jefe de la Autoridad de Supervisión regional.

Es que, como indica, “un arma fuera de circulación es un riesgo menos para la comunidad”.

Actualmente, Carabineros tiene dos vías para sacar armas de circulación: los procedimientos en el terreno y el plan “Menos armas, más seguridad” (ver recuadro).

En cuanto al trabajo sobre el terreno, éste se realiza mediante inspecciones, controles, investigaciones y detenciones.

En relación con el decomiso de armas en terreno, el coronel explica que un elemento clave son las denuncias, la presencia en terreno y los controles preventivos. Estos últimos “se han ido fortaleciendo y han resultado en la incautación de 175 armas en lo que va del año”, afirmó.

Sin embargo, un elemento clave para sacar de circulación las armas son las denuncias ciudadanas, algo en lo que coinciden tanto Carabineros como la PDI.

El subprefecto José Luis Ortega, jefe de la Brigada de Investigación Criminal de Coquimbo de la Policía de Investigaciones, resalta la importancia de las denuncias.

“Todo proceso judicial comienza con una denuncia. Por eso es importante que la comunidad haga denuncias para que el Ministerio Público tome conocimiento de estos hechos y ordene una investigación sobre estos delitos”, indica.

El jefe de la Brigada de Investigación Criminal recordó que las denuncias se pueden realizar tanto ante carabineros o PDI, como ante la Fiscalía y Juzgados de Garantía, tanto directamente como haciendo uso del programa de la Subsecretaría de Prevención del Delito. Safe Report”, que permite utilizar un canal para recibir información criminal de forma 100% anónima.

“Si la comunidad no denuncia este tipo de incidentes, quedan impunes. La única manera que tiene el Estado de actuar a través de la justicia es a través de la denuncia”, reiteró.

Más de mil armas fueron sacadas de circulación en la región en lo que va de año

Exit mobile version