Conoce los beneficios de practicar Yoga

Publicado: 26 de Abril del 2018

     Probablemente ya hayas escuchado que el yoga es bueno para la salud, tal vez incluso lo has probado y has descubierto que te hace sentir mejor. Una práctica constante ofrece todo tipo de beneficios de salud mental y física. Algunos, como que mejora la flexibilidad, son claramente evidentes. Otros, incluida la claridad mental y la reducción del estrés, pueden ser más sutiles, pero igual de potentes. En este artículo te mencionamos los beneficios de practicar esta actividad.

 

Mejora la flexibilidad

     Moverse y estirarse de nuevas maneras lo ayudarán a ser más flexible, logrando un mayor rango de movimiento en áreas reducidas. Con el tiempo, puede esperar obtener flexibilidad en los isquiotibiales, la espalda, los hombros y las caderas. A medida que envejecemos, nuestra flexibilidad por lo general disminuye, especialmente si pasas mucho tiempo sentado, lo que provoca dolor e inmovilidad. El yoga puede ayudar a revertir este proceso.

 

Desarrolla fuerza

     Muchas posturas de yoga requieren que soportes el peso de tu cuerpo de formas nuevas, incluido el equilibrio en una pierna (como en la Pose del árbol) o apoyándote con los brazos (como en el perro boca abajo). Sostener estas poses en el transcurso de varias respiraciones ayuda a desarrollar la fuerza muscular.

 

 

Aumenta el tono muscular y la definición

     Como un subproducto de hacerse más fuerte, puede esperar ver un aumento en el tono muscular. El yoga ayuda a formar músculos largos y delgados en las piernas, los brazos, la espalda y el abdomen.

 Mejora el

 

El equilibrio

     Mejorar el equilibrio es uno de los beneficios más importantes del yoga. 

 

 

Mejora la salud articular

     Los movimientos necesarios para el yoga son de bajo impacto, lo que le permite utilizar sus articulaciones sin lesionarlas. El yoga también ayuda a fortalecer los músculos alrededor de las articulaciones, disminuyendo su carga. Las personas con artritis a menudo ven una mejoría marcada en su dolor y movilidad con la práctica regular de yoga suave.

 

Reduce el estrés

     La actividad física es buena para aliviar el estrés, y esto es particularmente cierto en el caso del yoga. Debido a la concentración requerida, sus problemas diarios, grandes y pequeños, parecen derretirse durante el tiempo que está en la colchoneta. Esto proporciona un descanso muy necesario de los factores estresantes, además de ayudar a poner sus problemas en perspectiva.

     El énfasis que el yoga pone en estar en el momento presente también puede ayudar a medida que aprende a no detenerse en los eventos pasados o anticipar el futuro. Dejará una clase de yoga sintiéndose menos estresado que cuando comenzó.

 

Aumenta la confianza en uno mismo

    Hacer yoga mejora la conexión entre la mente y el cuerpo, lo que le proporciona una mejor conciencia de su propio cuerpo. Durante el yoga, aprendes a hacer movimientos pequeños y sutiles para mejorar tu alineación, poniéndote en contacto con tu ser físico. También aprendes a aceptar tu cuerpo tal como es sin juicio. Con el tiempo, esto te lleva a sentirte más cómodo en tu propio cuerpo, aumentando tu autoestima.

Cuéntanos ahora ¿Cuando comienzas a practicar yoga?